Trueque en DURANGO trukearen alde!

10 06 2013

feriaPasaden larunbatean Durangora hurbildu ginen trukeak egitera Kontsumo Arduratsuaren aldeko azokan (Emaus GF, Marisatsa eta Ehne-k antolatuta).

Truke txokoa Sapuetxe Gaztetxearekin eta Debalderekin partekatu genuen.  Oso gustora egon ginen. Eskerrik asko hurbildu direnei!

Ohartxo bat: Durangoko Gaztetxean hilero egiten dute truke azoka bat. Hilaren lehenengo larunbatean hain zuzen, Parte hartzera gonbidatuta zaudete!

El sábado pasado acudimos a hacer trueques a la feria de Consumo Responsable organizada por Emaus FS, Marisatsa y Ehne en Durango.

Compartimos la zona de trueque con Sapuetxe Gaztetxea y Debalde, compañeras excelentes!! Muchas gracias por acercaros a trocar!

Una recomendación: El gaztetxe de Durango organiza el primer sábado de cada més mercados de trueque, ¡Animáos a participar!

Anuncios




Trukea Alkizan /Trueque en Alkiza

16 05 2013

Aiztondoko Denbora Bankuak Truke azoka antolatu du hurrengo iganderako. Maiatzak 18, Alkizako plazan trukeak egiteko parada izango dugu. Oraindik ez duzue postu bat eskatu? Zer itxaroten ari zarete? Kontaktuan jarri: aiztondokodenborabankua[a]gmail.com

Gainera, gure esperientzia truke azokak antolatzen kontatuko dugu. Animatu trukeak egitera!!! Alkizan ikusiko gara!

alkiza
Mercado de Trueque organizado por el Banco de Tiempo de Aiztondo será este próximo domingo 19 de mayo en la plaza de Alkiza. ¿Aún no has pedido un puesto para hacer trueques? ¿A qué estáis esperando? Poneos en contacto en:
aiztondokodenborabankua[a]gmail.com

Allí estaremos, desde Dirurik Gabe Elkartea contanto también nuestra experiencia. ¡Animaros! ¡que los trueques nos esperan en Alkiza!





Obsolescencia Programada

11 01 2011

Durante meses en Bilbao, desde Dirurik Gabe hemos estado intentando visibilizar la idea de alargar la vida útil de las cosas, de reducir nuestro consumo a lo que realmente necesitamos, no a lo que nos hacen creer que es esencial, de plantearnos y reflexionar porqué queremos lo que queremos. Lo que en un principio puede parecer obvio, en realidad no lo es porque vivimos en un momento en el que prima la acumulación de objetos, sin importar las consecuencias que esta fiebre consumista puede acarrear.

Es verdad que nuestros esfuerzos por normalizar el trueque están ligados desde el comienzo al movimiento decrecentista en Bilbao. Y es verdad también que hemos seguido de la mano en cada cosa que organizábamos con tantas ganas, pasión y esmero. Así que esta semana podemos todas y todos estar satisfechas, porque estos asuntos están más que nunca en el candelero.

No somos el único bastión que intenta llamar la atención sobre el exceso de consumo y la necesidad de replantearnos nuestras formas de vida, por eso me alegra ver que una televisión pública se gana precisamente ese adjetivo emitiendo un documental tal interesante como este: Comprar, tirar, comprar: La historia secreta de la obsolescencia programada.

El domingo en la noche (ahora ya se puede ver también en la web de RTVE) pasaron este documental que explica las razones por las que todos los objetos de consumo no resisten ni un asalto. La llamada obsolescencia programada la inventaron en la primera mitad del siglo XX para que la escala del consumo fuera siempre hacia arriba, es decir, el crecimiento económico está ligado a la compra, las consumidoras no pueden dejar de comprar. Reveladoras palabras en estos tiempos de crisis en los que llevan meses diciéndonos que esto solo lo arreglamos gastando dinero. Falacias desarrollistas que lo que hacen es hundirnos en en una crisis medioambiental, alimentaria y social de la que no hablan, porque sólo los números y monedas son importantes.

Recomiendo que veáis este documental para plantearos ciertas cosas. En el se explica la fiebre de la compra constante, el movimiento decrecentista (con entrevistas al propio Serge Latouche) y las nuevas corrientes que se oponen a esta moto que nos están vendiendo, nunca mejor dicho.

Yo aún me acuerdo de la secadora que nos acompañó por 25 años en casa, el vídeo con mando a distancia a cable que duró otros 20 y jubilamos con gran pena porque nos había acompañado toda nuestra infancia, o esa nevera que aún funciona después de 23 años. Ningún electrodoméstico durará ya tanto, y las razones, aquí:

PD: única pega, mucho gasto de papel y tinta de impresora. Efecto artístico-audiovisual estupendo, pero contraproducente hablando de consumo responsable.

Publicado originalmente en El Martascopio








A %d blogueros les gusta esto: