Mujeres del Mundo Babel en DGE

20 12 2009

Rakel y Agélica, pertenecientes a Mujeres del Mundo , nos han hecho llegar la profunda reflexión de lo que supuso para ellas el Dia Sin Dinero. El artícuño se puede leer en la revista nº44 que publicaron en noviembre.
Vuestras palabras y vuestros diferentes orígenes sostienen nuestra idea de riqueza, esa que no se vale de dinero, que es cultural, personal, social…
¡¡¡Muchisimas gracias chicas!!!!

Dirurik gabeko eguna / Día sin dinero

Angélica: Día 24 de Octubre, lugar Plaza Nueva de Bilbao, evento Día sin dinero. Sin duda el mejor evento realizado en éste específico lugar.
Un poco con temor a un chubasco fuimos llegando poco a poco las mujeres del mundo cargadas con cosas propias y donadas listas para hacer trueke (trueque).

Rakel: (…) fue un encuentro de intercambio muy intenso(…)
Angélica: El día estuvo maravilloso con un sol radiante que secó el suelo y calentó la plaza. La actividad empezó, inmediatamente el primer trueque lo hizo Victoria intercambiando un juego de tocador por una pequeña cajita sin aún haber montado las cosas sobre la mesa.

Estamos tan acostumbradas y acostumbrados a tener que usar casi siempre dinero para adquirir prácticamente todo, que en un principio particularmente me sentí que no lo estaba haciendo bien, me daba la sensación de que faltaba algo. Pero en el momento de realizar el trueque me quedaba otro sentimiento, algo inexplicable que me empezó a encantar.

Casi listo. Angélica (México) y Miren (Alemania-EEUU)

Entre todas montamos objetos en donde prácticamente había de todo un poco. Desde la pancarta y publicidad de Mujeres del Mundo hasta libros, tazas, bisutería, planchas, freidoras, ropa, calzado…Un verdadero, tuti-fruti. De momento nos dimos cuenta que era posible que regresásemos a casa con más cosas de, con las que llegamos en un principio. Cosa que particularmente me hizo reflexionar en la costumbre que existe, de tener que recibir cuando das algo a cambio. En el sentido de compra o adquisición. Sin detener a pensar el que no necesariamente se deben de conservar las cosas, sino que le pueden servir a alguien mas y que mas tarde así fue. Lo que empezó como trueque poco a poco se transformó en algo mas.

Rakel: La felicidad de “trukear” palabras por objetos, sonrisas por comida, objetos que yo no usaba o que no eran mías por cosas útiles en casa. Intercambié mi tiempo por conocer gente nueva, amigos por otros nuevos amigos. Aprendí a hacer cosas diferentes como, coser a máquina y cantar en público. He descubierto que soy mejor negociante y mas justa en negociar de lo que yo pensaba, me divertí, me sentí libre.

Angélica: Por un momento me detuve a pensar, cómo habrían sido aquellos grandes mercados de los que habla la historia de mi país México. Aquellas enormes explanadas donde se caminaba por horas encontrando básicamente de todo, desde el maíz para hacer tortillas (tlax-calli en náhuatl) hasta simplemente adquirir aquello que sería un capricho o lujo.(…) De repente regrese a la realidad y me dí cuenta de que no era una hermosa princesa azteca ni tampoco una gran artesana o comerciante maya sino que, era yo misma y que estaba aquí en Bilbao y en este mismo siglo al igual que más mujeres, hombres, niñas y niños del mundo que estábamos fascinados con lo que estaba sucediendo ante nuestros propios ojos en ese momento.

Hubo mesas fabulosas cada una con su propia personalidad y espíritu. Rakel y yo disfrutamos mucho creando una bonita e innovadora txapela con reciclaje de prendas, taller impartido por Truca Rec que fue sin duda una de las mesas arrasadoras.

Así como la mesa de las bellas Kinga y Diana con su Speed-dating genial para todas aquellas y todos aquellos que están en busca de amistad, pareja o algo mas. Idea que les trajo a más de 200 interesadas e interesados entre estas algunas de nuestras mujeres. Excelente chicas, felicidades y mucho éxito!!!!

En nuestra mesa de Mujeres del Mundo se dieron y vieron cosas interesantes, se vivieron cosas para recordar el resto de nuestras vidas. Ansiosas de que esto vuelva a ocurrir y en cuanto antes mejor. Siendo los mejores trueques los abrazos, las sonrisas, la energía positiva y alguna que otra prenda u objeto que conservaremos con cariño.

Rakel: Al final cuando el día terminó la reflexión que me quedo fue… Al menos por un día quite el peso y poder del dinero en comprar “todo”o la necesidad de tener que haber dinero para conseguir cualquier cosa que quería.

Agélica: A título personal la mejor experiencia de esta vivencia fue ver la cara de alegría de mi familia al sacar el pequeño tambor africano que traje a casa y recibir a cambio ese momento lleno de amor.

Escrito por: Rakel Salles y Angélica Ruiz de Rivera
Bilbao, Vizcaya 27 de Octubre de 2009
Comisión Intercultural, Mujeres del Mundo Babel

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: