Anécdotas

7 12 2009

Os pedimos que nos contarais trueques curiosos y anécdotas del Día Sin Dinero y aqui van algunas experiencias:

Al puesto de Paul se acercó un hombre que estaba muy interesado en un libro. Desgraciadamente, no llevaba nada para cambiar y le dolía bastante perder la oportunidad de conseguirlo. Todo se resolvió gracias a una cajita de juanolas que tenia en el bolsillo.

También tuvieron el caso de unos italianos que se encontraron de sopetón con el mercado y no traían nada consigo. Acabaron cambiándoles una camiseta y una banderita del Athletic por un cepillo de dientes, sin usar, que acababan de comprar.

Su último recuerdo es el de un extranjero que les cambió un ajedrez por una huevera de plástico. Lo llamativo en este caso no son los objetos, según nos explica, si no la extraña petición que les hizo. Quería que la persona a la que perteneció ese ajedrez le escribiese que significaba para ella ese objeto. Por suerte el ajedrez pertenecía a Yaiza, su compañera de mesa, que con mucho gusto le escribió unas líneas.


Alicia y sus amigas cambiaron cositas que tenían por un vale de peluquería que les ha venido muy bien. También le cambió a un chico un libro por un dibujo que estaba haciendo para coger un trozo de pastel de chocolate. Parece que al final prefirió cultivar la mente…

Nur consiguió un juguete de madera para su sobri. Llegó a la plaza con un reloj que ya no usaba que cambió por un peluche y después este, por el objeto que le interesaba.

Ceci tenía una camiseta de ganchillo muy hippy que “heredó” de una amiga y nunca se puso. Una señora lo miraba y remiraba, y se lo pidió para las clases de ganchillo que da en Santutxu, para usarlo de patrón. Esta mujer estaba apurada porque no tenía nada para intercambiar. Siguiendo la filosofía no solo de trueque material, sino el inmaterial, se lo dió a cambio de que lo usara para enseñar ganchillo a más gente.

Olaia nos asegura que se lo pasaron genial y se llevaron cosas muy bonitas y ponibles. Dicen que en vez de limpieza de armario, en el caso del cambio de ropa, hicieron renovación de armario!

En general había muchas mesas que cambiaban de apariencia cada minuto, empezando con patines y camisetas y al acabar el día llenos de peluches y muñecas. Se cambió ropa por bolígrafos e incluso en muchos puestos colgaba el cartel de ” Coge lo que quieras”. Se cambiaron experiencias y sonrisas por comida, objetos y caras pintadas, etc, etc, etc.

Esperamos que en los próximos eventos todo vaya tan bien como en esta ocasión. ¡contamos con vosotros!

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: